Follow by Email

jueves, 6 de septiembre de 2012

Últimos días de verano

Este fue un encargo de última hora. Y ahora voy a explicar porqué pido que los encargos, con cuanta más antelación mejor.
Me pidieron una temática veraniega, de playita, y pensé en hacer una caseta de baño, de esas que aparecen en las fotos antiguas, para ponerla encima. Me puse manos a la obra, que el tiempo apremiaba.

Para hacer las piezas usé pastillaje, endurece rápido y para este tipo de cosas va perfecto. Lo dejé secar el máximo de tiempo que pude, incluso lo puse delante del ventilador para acelerarlo.
Empecé a unir piezas y al presionar ligeramente para unirlas en vez de cuatro piezas, pasé a tener cinco e instantes después, seis. Ooooops!!! Mejor no cuento todo lo que se me pasó por la cabeza en ese momento, pero no hace falta mucha imaginación.
Así que sin soltar las piezas que tenía en medio de las manos, seguí apretando, y apretando, y apretando ... hasta que dejó de haber piezas. Drástica que es una.
Pasados los segundos de mala leche, empiezo a pensar que tengo que hacer la decoración y tengo incluso menos tiempo. ¡Vamos a improvisar a ver que sale !.




Y este fue el resultado. Creo que al final salvé la situación, pero da rabia querer hacer una cosa y al final tener que hacer otra diferente a todo correr.

Espero que la historia de mis "sufrimientos" sirva de explicación al porqué os pido que me avíséis lo antes posible.




Esta es la parte trasera.




Detalle de los tocones con sus cuerdas  y las conchas. El mar y las gaviotas están pintados con colorantes comestibles




Detalle de las conchas y la arena.





Ya que no hay caseta, pues cogemos el cubo, la pala, el rastrillo y la toalla y por la pasarela nos vamos al agua.




Otro punto de vista.



Bizcocho de chocolate relleno de chocolate negro y SMBC de frambuesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario