Follow by Email

viernes, 10 de enero de 2014

El cumple de Ana

 
Ana estaba de cumple, y a Ana le gusta Hello Kitty, y el papá de Ana quería darle una sorpresa ...
¿Alguien se imagina cómo sigue la historia?.
Pues sí, con una tarta de Hello Kitty escogida por el papá de Ana para su cumple.
 
 
 
 
 
Kitty organizando las galletas y la tarta para Ana
 

 
 
Un poquito más cerca.
Me pareció divertidísimo hacer miiiini galletas y miiiiini muffins
 

 
 
Detalle del escaparate
 
 
 
 

martes, 26 de noviembre de 2013

Ala Madrid

 
 
 
 
 
 
Pues sí, Tristán es seguidor del Madrid, y su mamá quiso darle una sorpresa por su cumple.
 
¿Y qué hay mejor que la pelota del Madrid?.  Pues una tarta con forma de balón con el escudo del Madrid, ¿o no?
 
 
 
 
Esta es la tarta
 

 
 
Y este es un detalle de las costuras
 

jueves, 21 de noviembre de 2013

Llega el frío...


 
Se acerca la Navidad peligrosamente... y yo tengo fotos sin subir ¡¡desde la época del bikini!!.
Pues sí, no sé a dónde ni por dónde se me escapan los días, pero no me llegan para todo.
Bueno, pues eso, como no tengo mucho tiempo, vamos al asunto en cuestión.
 
 
Aunque no lo parezca, esta tarta, es del mes de Agosto, pero sé que a Carlos le hará mucha ilusión ver su sofacito.
 Además, con el frío que hace, ¿a quién no le apetece tirarse en el sofá con la mantita?, aunque sea el sofá años 70 de la abuela  y la manta de lana.
Pues sí, Carlos se prejubilaba y su media naranja, o quizás debiera decir medio limón (Eugenia no te enfades ;-) ), me pidió una tarta que evocara la casa de los abueletes: el sofá vintage, la mantita, las pantuflas y el bastón, para hacerle ver lo que le viene encima a partir de ahora. (Tranquilo Carlos, que sé que te faltan muchos años para esto).
 
 
 
 
Pues este es el rinconcito del salón.
 

 
 
La parte de atrás.
 

 
 
Y un detalle de la alfombra con las zapatillas y el bastón.
 
 
 
 
Bizcocho de chocolate relleno de ganaché de chocolate y SMBC de café.
Original ¿verdad?.

jueves, 18 de julio de 2013

Minions



Todos los años, lo mismo.
Un mes antes del cumple de mi hijo, estoy indagando qué quiere en la tarta de su fiesta de cumpleaños. Y todos los años, menos de una semana antes, me cambia de tema.

Primero quería una tarta sobre "El oso de la casa azul". Por si no lo conocéis, es el personaje principal de una serie infantil que emitían hace unos años por la tele y que le encantaba a mi hijo.
La verdad es que era una serie muy educativa y entretenida sobre un oso que compartía su casa con un ratón y una osita, además de otros personajes como una sombra que aparecía en la pared y contaba historias, dos nutrias que vivían en el estanque del jardín y otro bicho raro y multicolor llamado Trilo.
Pero lo mejor era cuando estaba acabando el episodio y el sol se despedía para que llegara la luna, a la que Oso contaba todo lo que había pasado en ese día y juntos cantaban la canción de despedida.

Ya tenía yo todo organizado para empezar a hacer la tarta, cuando el día antes de empezar me dice mi peque que si le puedo hacer la tarta con los muñequitos amarillos de la peli de Gru...que también le hacen mucha gracia.

Pues nada, a cambiar de tercio. Además tiene que ser uno de un ojo y otro de dos... saltando uno por encima del otro.
No le pregunté si no era mejor hacerlos haciendo el pino-puente porque seguro que me respondería que estaría genial. Mejor me callo.




Y estos son los dos elementos resultantes de que mi quebradero de cabeza.





Desde este ángulo se ve un poco mejor el gesto del minión cíclope saltando por encima del colega.





Detalle del minion inferior.





Y detalle del "cíclope saltarín".




Eran las y tantas de la noche cuando acabé, así que las fotos fueron hechas a todo correr; tenía que dormir deprisa, que al día siguiente había que trabajar y después fiesta.


Bizcocho de chocolate relleno de mermelada de fresa y ganaché de chocolate.

lunes, 8 de julio de 2013

Wasaaaaaaaap!!!

Allá por el Jurásico superior, se puso muy de moda en la tele, un anuncio de un coche (casi no recuerdo el anuncio, así que ni idea de qué marca era) en el que se veía a un chico barriendo la entrada de un polvoriento bar o tienda de carretera mientras gritaba: ¡¡¡Wasap!!!, que era lo que oía decir a los chicos que pasaban a toda velocidad en el coche que se promocionaba.
Realmente, era parte de una canción, pero con la velocidad a la que pasaban, era lo único que oía. 

Cuando empezaron los teléfonos a dejar de ser teléfonos para convertirse en aparatos idiotizantes, sin el que no se puede vivir y  que todo el mundo empezaba a usar hasta para ver el periódico, siempre que alguien hablaba de que le habían mandado un mensaje a mi me venía siempre a la cabeza el chico del bar, con la escoba de paja en las manos y gritando: ¡¡Wasaaaaaaap!!, mientras te lanzaba el mensaje a la cara.
Creo que si pudiera, lo pondría de tono en mi aparato idiotizador personal.

Al parecer, la hermana de Lorena, también se pasa el día colgada del wasap, así que el tema de la tarta de su cumple era obvio; aunque no sé yo si lo que quería Lorena era darle una indirecta bastante clara.
Lo que sí tengo muy claro es que se pasó bastante tiempo dándole vueltas, porque cuando se puso en contacto conmigo, me dijo exactamente lo que quería.





Esto sí que es una tarta con mensaje




Aquí se ve que todos los emoticonos son diferentes





Otros poquitos.





Y el resto que quedaban.




Bizcocho de chocolate relleno de ganaché de chocolate y  SMBC de vainilla.

viernes, 5 de julio de 2013

Mickey Mouse sin gluten


Esta tarta fue un desafío...total, y no por la forma de la tarta, sino por su interior. Noa es celíaca, así que tenía que ser una tarta sin gluten.

Cuando yo estaba embarazada de mi hijo, me preocupaba que heredara mis dos alergias, pero mi alergóloga me decía, que mientras no tuviera una alergia alimentaria, que no me preocupara, que el resto se trataban los síntomas y listo.
Planificando esta tarta, me he dado cuenta, el cuidado que tienen que tener los padres de un pequeñín celíaco o con cualquier otra alergia a alimentos.
Soy de las que lee las etiquetas de todos los productos, y para buscar un chocolate sin glúten que viniera correctamente identificado, me las vi negras.
Para indicarte que está hecho en una fábrica que emplea frutos secos, todos, pero sin gluten... alucíné. ¿Será tan dificil añadir una etiquetita más en el envoltorio que diga si es apto o no para celíacos?¿o alérgicos a la lactosa?.
En fin, está claro, que ser "diferente", no sólo es difícil, también es caro. Cuando vayáis al "super", fijaros en los precios de estos productos; son todos, sensiblemente más caros que el resto.
Ole por estos padres, que tienen que poner aún más atención que el resto, en lo que dan de comer a sus hijos.

Investigué, comparé y probé diferentes combinaciones, para hacer el bizcocho,  hasta que una me convenció. La verdad es que se nota mucha difencia con uno normal, se desmiga mucho más (evidente, el gluten es lo que "aglutina" la masa e impide que se deshaga) y el sabor también cambia; aunque no es exageradamente, se nota diferencia.

Pero el resultado final, me gustó.






Aquí está Mickey, sonriente y preparado para ser empaquetado.






Desde esta perspectiva se ve el lateral adornado con siluetas y se aprecia mejor que las letras del nombre están hechas usando la fuente de letras de Disney.






Y cuando digo el lateral, quiero decir, todo el lateral.




Bizcocho de chocolate sin gluten, relleno de mermelada de fresa y ganaché de chocolate.

martes, 18 de junio de 2013

Otro bebé


Eva me mandó un montón de fotos de tartas de bautizo. De una le gustaban los bloques, de otra el muñequito, etc. y me pidió que le hiciera una tarta para el bautizo de su niña juntando lo que le gustaba de cada una.




Este fue el resultado.





En esta foto se aprecian mejor las estrellitas salpicadas por la tarta y el entredós de la cinta en la base.
También veréis que el nombre de Inés se lee desde todos los ángulos, porque cada cubito tiene una misma letra por todas las caras.





El bebé, personalizado con su braguita de volantes y gorrito sobre la mantita de patchwork.





Aquí se vuelven a ver las estrellitas y se aprecia mejor el gorrito.





Esta vez, en vez de osito, el muñeco era un conejito con orejotas.
Si os fijáis veréis que el interior de las orejas es rosa con topitos blancos.