Follow by Email

jueves, 18 de julio de 2013

Minions



Todos los años, lo mismo.
Un mes antes del cumple de mi hijo, estoy indagando qué quiere en la tarta de su fiesta de cumpleaños. Y todos los años, menos de una semana antes, me cambia de tema.

Primero quería una tarta sobre "El oso de la casa azul". Por si no lo conocéis, es el personaje principal de una serie infantil que emitían hace unos años por la tele y que le encantaba a mi hijo.
La verdad es que era una serie muy educativa y entretenida sobre un oso que compartía su casa con un ratón y una osita, además de otros personajes como una sombra que aparecía en la pared y contaba historias, dos nutrias que vivían en el estanque del jardín y otro bicho raro y multicolor llamado Trilo.
Pero lo mejor era cuando estaba acabando el episodio y el sol se despedía para que llegara la luna, a la que Oso contaba todo lo que había pasado en ese día y juntos cantaban la canción de despedida.

Ya tenía yo todo organizado para empezar a hacer la tarta, cuando el día antes de empezar me dice mi peque que si le puedo hacer la tarta con los muñequitos amarillos de la peli de Gru...que también le hacen mucha gracia.

Pues nada, a cambiar de tercio. Además tiene que ser uno de un ojo y otro de dos... saltando uno por encima del otro.
No le pregunté si no era mejor hacerlos haciendo el pino-puente porque seguro que me respondería que estaría genial. Mejor me callo.




Y estos son los dos elementos resultantes de que mi quebradero de cabeza.





Desde este ángulo se ve un poco mejor el gesto del minión cíclope saltando por encima del colega.





Detalle del minion inferior.





Y detalle del "cíclope saltarín".




Eran las y tantas de la noche cuando acabé, así que las fotos fueron hechas a todo correr; tenía que dormir deprisa, que al día siguiente había que trabajar y después fiesta.


Bizcocho de chocolate relleno de mermelada de fresa y ganaché de chocolate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario