Follow by Email

jueves, 21 de marzo de 2013

Hora de aventuras



Cuando tienes niños, conoces una cantidad ingente de personajes de dibujos. Pasar horas junto a ellos para controlar lo que ven en la tele, puede provocar ciertos síntomas; como que te sientas a ver la tele, y cuando ya llevas dos capítulos de Bob Esponja, te das cuenta de que ese día están en casa de los abuelos....

Recuerdo que cuando era pequeña (aquellas épocas de dos canales y ración de sesión infantil limitada a una hora diaria; no porque me la limitaran, es que no había más) las series de dibujos eran muy convencionales. Lo más extraño que te encontrabas era ver como los animales hablaban; no me refiero a que lo hicieran entre ellos, cosa totalmente normal, sino que hablaban con las personas.

Los dibujos de hoy en día, son un poco más "extraños", por decirlo suavemente. Y cuando ves un capítulo de una serie que no conoces, porque te han pedido una tarta de determinado personaje, te quedas ojiplática, preguntándote que se habrá tomado el que creó la serie para imaginar los personajes y su mundo.
Si no conocéis la serie, echarle un vistazo y ya me contaréis.
La verdad es que no le pillé el punto, pero seguro que es como el anuncio de la tónica... no lo habré intentado lo suficiente. O eso dice un compi del trabajo, forofo de la serie.







Como iba justita de tiempo, escogí tres personajes para la tarta. Jake, Finn y Mayordomo menta.






Delante está el logo con el nombre y los años del cumpleañero adicto a la serie.





miércoles, 20 de marzo de 2013

La hora del relax


Lorena me pidió una tartita para el cumple de su madre y tenía una idea muy clara en mente.
El verano, la playa ... y su madre en el jardín de la casa tomando el sol con su revista.
Pero, la verdad es que el día del cumple, el tiempo no acompañaba como para ponerte en la tumbona a tomar el solete y leer una revista de cotilleo; más que nada, porque justo ese día caían unos chaparrones, que casi mejor pensabas en la manta, el sofá y la tacita de chocolate caliente.
Pero para recordar los días de veranito... o empezar a soñar con la primavera que está a puntito de llegar.




Pues eso, para morirte de nostalgia pensando en los vestiditos, las chanclas y las horas pasadas tostándote al sol.





Los elementos decorativos de jardín fueron sugeridos para que se pareciera lo más posible al auténtico.






Otro punto de vista.




Bizcocho de chocolate relleno de ganaché de chocolate, dulce de leche y trocitos de plátano natural.