Follow by Email

miércoles, 29 de agosto de 2012

Fly me to the moon...

Let me play among the stars...
La canción de Frank Sinatra sería la banda sonora perfecta para esta tarta, y casualidades de la vida, justo en el fin de semana en el que fallece Neil Armstrong.

Yo no sé si me lo paso mejor haciendo las tartas que me encarga Eugenia o "maquinando" con ella el diseño. Es que nuestras conversaciones para decidir el tema y los elementos de la decoración tienen miga. ¡Lo que nos reímos!.
En esta ocasión, era para Carlos, su marido, que vino personalmente a decirme que le había encantado. Es una pasada cuando haces una tarta y después vienen, o te llaman, o te mandan un correo para darte las gracias por lo mucho que les ha gustado.




¡¡Hasta aquí llegamos!!... el problema va a ser como volver. Una manera muy discreta de decir que de allí no baja.





Detalle del astronauta patoso.




Parte posterior de la tarta



Bizcocho de chocolate humedecido con sirope de ron, relleno de ganaché de chocolate negro con frambuesas naturales y SMBC de Khalúa y café.


1 comentario:

  1. jajajaja qué chula!!!

    fly me to the moon... o que suena cuando me llaman al móvil, pero no la versión del sr. Sinatra, la mia es del Robbie Wiliams.. ;)

    como siempre una artista!!!

    ResponderEliminar