Follow by Email

lunes, 17 de diciembre de 2012

¡¡¡Qué bien nos lo hemos pasado!!!

Esta entrada, por petición popular,  la he tenido que adelantar.
El pasado viernes hicimos nuestra cena navideña en la empresa. Y conseguir que 75 personas estén de acuerdo en que la cena fue genial, no es nada fácil, así que: Adrián ¡¡¡felicidades por la organización!!!... lo malo es que ya sabes a quién le va a tocar organizar la siguiente, y la otra, y la otra...

Entre otras sorpresas, hubo tarta.
El tema principal era que tenía que notarse que era referente a nuestra empresa, así que la base tenia que ser el edificio principal de oficinas. El toque navideño lo pondrían Papá Noel y los duendes.






Y la combinación de sugerencias y de ideas de Adrián y mías dió ésto como resultado.
El edificio principal atacado por Papá Noel y sus secuaces.




Y como la única chimenea que tenemos es la de la torre de refrigeración.. pues ¡adentro como sea! aunque haya que pedir ayuda a un duende para empujar.




Nuestra fachada principal. Que no se diga, hasta con barandilla y voladizo, igualito que el de verdad que está sujeto por unos tirantes a la fachada.




Tengo que decir que más de uno le encontró parecido a los duendes con trabajadores o ex-trabajadores de la empresa. Lo que no haga la imaginación...
Lo de que un duende sea de color azul  y otro de color verde, es que el color de los uniformes de los operarios de la fábrica antes era verde y ahora es azul.




Eso plateado que tiene el duende verde en las manos es un cooler, y los libros que trae Papá Noel son manuales de SAP, que a más de uno le está dando dolores de cabeza (era el punto de mala leche, que no podía faltar)




Como el edificio tiene tres pisos, y cada piso es un departamento diferente, pues la tarta también de tres pisos diferentes.
Un piso de bizcocho de chocolate relleno de ganaché de chocolate y SMBC de café, otro de bizcocho de chocolate relleno de ganaché de chocolate y mermelada de fresa y  el último piso de bizcocho de zanahoria relleno de frosting de queso.  La torre de refrigeración era bizcocho de chocolate relleno de SMBC de café.




sábado, 15 de diciembre de 2012

¿Le damos un rato a la raqueta?



Mar quería darle una sorpresa a su chico y como le encanta jugar al tenis, ¡¡pues ya tenemos tema!!.






Así que, equipamiento completo. Raqueta, pelota y toalla para secarse.





No era demasiado grande porque era para dos... pero para que dos puedan comer por lo menos un par de días. Que tampoco es cuestión de comer sólo un trocito...



La raqueta es de bizcocho de chocolate rellena de SMBC de vainilla y la pelota de brownie de chocolate negro con mermelada de frutos del bosque.


viernes, 14 de diciembre de 2012

Así cosía, así, así...



La mujer de un compañero de trabajo está haciendo cursos de corte y confección y similares. A consecuencia de ello, su máquina de coser se le queda más corta para hacer lo que quiere; así que ahora tiene la vista puesta en una remalladora (que es la máquina que recorta los bordes de la tela al tiempo que la remata y cose).
La máquinita en cuestión tiene que ser una pasada, pero por lo que me ha contado, el precio también.
Pero como no quería quitarle la ilusión, pues le regaló una remalladora, además de modelo exclusivo... pero no exactamente la que ella esperaba.







Parece una máquina de coser normal, pero en la parte superior, se ve como hay 5 carretes de hilo con sus tensores correspondientes.






La dedicatoria del modelo exclusivo.






Otra perspectiva




Bizcocho de chocolate relleno de mermelada de fresa y ganaché de chocolate

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Castillo para mi princesita

Hace unos días colgué la tarta del anterior cumpleaños de mi hija. Este año, en un primer intento de saber que le gustaría, sólo me pedía que fuera grande y de pisos...sin comentarios.
Al final dos días antes, me pidió un castillo... pero grande, de pisos, azul y sin princesitas. Me acordé de ella y de su santa madre (por preguntar).
Además, esa misma semana, estaba liadísima con el resto de los pedidos, organizando la fiesta, comprando las cosas para la decoración, la merendola ... vamos, que grande la hice, pero no pude pararme demasiado en los detallitos por falta de tiempo. Es más, la foto ya es de cuando la tenía colocada en el cumple, deprisa y corriendo.






Princesitas no había, que ya estaba ella. Pero en lo alto del castillo, quiso poner a Campanilla, aunque al colocar la vela, la cambió de piso.


Para haceros una idea del tamaño, la altura de la torre más alta es de unos 60 cms. Por si alguien se pregunta cuantos éramos en el cumple para poder comer todo esto, os diré que tiene truco. La tarta es sólo el piso de Campanilla, el resto es dummie (o sea, que hace bulto, decora, pero no se come).




La parte comestible es de bizcocho de chocolate relleno de mermelada de fresa con ganaché de chocolate negro

domingo, 9 de diciembre de 2012

Pocoyó

 
La mamá de Lucca me pidió una tarta para su segundo cumpleaños. Y como Pocoyó es uno de los personajes de dibujos a los que más caso le hace... pues tarta  de Pocoyó.
La tarta era chiquitita porque era sólo para la familia, pero intenté poner algunos elementos de los juegos, además de algún personaje.
 
 
 
 
 
En todo cumple que se precie, tiene que haber banderines, confetti y serpentinas.
 
 

 
 
Pocoyó dejó aparcado el coche y el patinete por un rato junto a los globos.
En el lado derecho se puede ver a Pato y en el izquierdo a Pajaroto.
 

 
 
Desde aquí también se ve a Pato "dando la cara".
 
 
 
Bizcocho de chocolate relleno de mermelada de fresa y ganaché de chocolate negro. 
 
 

 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Y yo con estos pelos

Pues la verdad, no tenía ni idea de que había una peli sobre el cuento de Rapunzel... pero claro, si la titulan "Enredados" quién narices sabe de que va si no ha visto el trailer o el cartel.
Creo que a mi favor cuenta que mi niña no es demasiado aficionada a las princesitas y derivados, por lo que tampoco me pone al día.
Pero la destinataria de la tarta, sí es una aficionada a las pelis de princesas y le pidió a su madre una tarta de la susodicha Rapunzel y sobre todo que luciera una preciosa melena rubia desde su alta torre.
Así que agarremos el cepillo...y a la tarea.




Podía haber hecho la torre de RKT(similar a las barritas de cereales, para los no versados en el vocabulario específico del fondant), pero ésta vez, hasta la punta del tejado de la torre era de bizcocho.






Bizcocho de chocolate relleno de SMBC de fresa y ganaché de chocolate.




miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nos vamos de Rally


Fátima quería darle una sorpresa a su chico, y se puso en contacto conmigo para ver si era posible hacer una tarta de su coche.
Me envió un montón de fotos para que pudiera verlo desde todos los ángulos, pero lo único que no se me ocurrió, fue preguntar el modelo y marca de coche que era... por si se me escapaba algún detalle.
Lo bueno de trabajar rodeada de ingenieros forofos de los coches, es que con sólo enseñar la foto te dicen la marca, el modelo y si me apuras un poco hasta la marca y medidas de los neumáticos que lleva.
Primero busqué por internet el modelo "básico" y una vez tenía el coche hecho, llegó la fase de "customización"; vamos, como los de verdad, primero te compras el coche y después lo personalizas.




Os presento al Mitsubishi Evo VI... customizado y personalizado.




Una vista lateral




A mi me dió trabajo ... pero no me quiero ni imaginar lo que es pegar todas estas pegatinas en el de verdad




Otra vista frontal




Y por último, para rematar el reportaje fotográfico, la parte trasera con su alerón.


Al día siguiente, Fátima me mandó un correo diciéndome que al homenajeado le había gustado mucho, pero que lo de cortar "su coche" le costó un poco.



Bizcocho de chocolate relleno de mermelada de fresa y ganaché de chocolate negro. (Esta combinación se está convirtiendo en marca de la casa)